¿Cómo quemar la grasa abdominal?

Tips abdomen plano

¡Hola amigas! ¿cómo han estado? 

Seguro ya están pensando en cómo van a hacer para sobrevivir las fiestas sin terminar con esos kilos de más (sobre todo en el abdomen) que tanto dificultan mostrar el cuerpo perfecto en el verano; ¡pero tranquilas! Hoy les traemos unos datos súper buenos para alcanzar ese cuerpo soñado.

El abdomen es una de las áreas del cuerpo que más tiende a acumular grasa, por lo que es normal que muchas de nosotras tengamos este problema. Esto ocurre como consecuencia de una mala postura, una mala alimentación y un estilo de vida sedentario.

Lo primero que debemos hacer para eliminar esa grasa que acumulamos de más es modificar nuestros hábitos de vida; siendo conscientes y constantes a la hora de tomar la decisión de actuar. Si tomamos la decisión de esforzarnos y somos perseverantes, lucir un abdomen plano y bonito no es tan difícil.

Tres consejos para conseguir un abdomen plano 

Empieza el día con ejercicio y buena alimentación

Para ayudar a tu cuerpo a quemar la grasa abdominal rápidamente debes iniciar tus días con un desayuno rico en fibra y algo de ejercicio. Esta simple acción conseguirá activar tu metabolismo y hacer que liberes todo aquello que no necesitas: como las grasas acumuladas y las toxinas.

Muchas personas se saltan el desayuno para lograr el cuerpo ideal, pero ¡nunca debes hacer esto! Puedes practicar el ayuno intermitente, pero siempre es importante que desayunes, de lo contrario, tu cuerpo terminará acumulando más grasas. 

Ahora bien, una vez que hayamos comido algo nutritivo y rico en fibras, los ejercicios que debes realizar deben incluir estiramientos y ejercicios cardiovasculares. Esto se puede traducir en: caminar, trotar, ir en bicicleta, saltar la cuerda, bailar, ¡o la actividad que más disfrutes! Recuerda comer algo después de terminar tu sesión. 

Ten especial atención a lo último que comes en el día

Cuidar la última comida del día puede ayudar significativamente a quemar grasa abdominal en poco tiempo. ¿En qué sentido? Mientras duermes, tu metabolismo no está tan activo como en el día y no alcanza a quemar grasa abdominal, así que si realizas una comida rica en grasas y carbohidratos, acumularás grasa innecesariamente.

En cambio, al hacer una comida ligera y balanceada antes de dormir, la digestión se hace más fácil y el organismo no acumula excesos. Por otra parte, la última comida debe realizarse, por lo menos, 3 horas antes de ir a dormir.

Haz ejercicios aeróbicos y abdominales

El ejercicio, sobre todo los que son de carácter aeróbico como trotar, caminar, nadar o correr, ayudan mucho para quemar la grasa abdominal. Para sacarles mejor provecho puedes acompañar tus rutinas aeróbicas con series de abdominales y ejercicios localizados. La clave está en hacer varias sesiones de ejercicios en diferentes series cada día.

Aunque estos tres pasos son fundamentales para conseguir un abdomen plano y libre de grasa, es importante tener en cuenta que se debe complementar con una alimentación balanceada: rica en frutas, verduras, cereales y mucha agua.

Conseguir un vientre plano no es imposible y solo requiere de mucha constancia y paciencia. Ten en cuenta que los resultados no son inmediatos y que debes ser perseverante con tus rutinas y buenos hábitos para conseguir los resultados deseados. 

¡Lo mejor de todo es que estos tres simples pasos también te ayudarán a mejorar tu calidad de vida y a sentirte mejor!

Acerca del autor

Verito Ramirez
Profesora de Educación Física
Personal Trainer
Instagram @verito_ptrainer