Tips para potenciar tu entrenamiento

Seguro ya te has dado cuenta que el solo hecho de ir al gimnasio no te asegura resultados. Para alcanzar nuestras metas deportivas debemos hacer mucho más que eso, cómo cuidar los movimientos que hacemos en las máquinas, tomar mucha agua, no llevar nuestro cuerpo al límite ¡y dormir lo suficiente!

Pero, además de eso, existen algunos trucos que puedes comenzar a introducir en tu estilo de vida que harán que consigas tus metas más rápida y eficientemente. En Women Whey queremos verte crecer y progresar, y es por eso que hoy queremos compartir contigo todos los secretos y consejos que tenemos para que le saques el máximo provecho a tu vida fitness y tus rutinas. 

Consejos para mejorar tus resultados en el gimnasio

como mejorar mi entrenamiento

Consume carbohidratos de buena calidad antes de entrenar

Si bien todos conocemos las maravillas de las proteínas para nuestro cuerpo, y el papel que juegan a la hora de desarrollar masa muscular; no podemos olvidar que son los hidratos de carbono los que nos brindan la energía que necesitamos para realizar grandes esfuerzos físicos. 

Existen distintas opciones de alimentos que puedes consumir antes de entrenar para aumentar tus reservas de energía, pero definitivamente la avena es de las mejores opciones que tenemos disponibles. También puedes optar por una fruta, papas cocidas o un par de rebanadas de pan integral. 

Consume cafeína antes de entrenar

La cafeína es ideal para mejorar el rendimiento deportivo y preparar el cuerpo para el entrenamiento. Puedes tomarte una taza de café o té, o usar un preentreno. 

Los preentrenos son suplementos deportivos especialmente diseñados para ser tomados antes del entrenamiento. Estos suelen tener una dosis de cafeína y han demostrado resultados positivos en el mejoramiento del desempeño, en el aumento de la resistencia y fuerza muscular, evitando lesiones y preparando el organismo para las rutinas de alta intensidad. 

Evita grandes comidas y las grasas antes del entrenamiento

Cuando entrenamos necesitamos que nuestro cuerpo esté 100% disponible y concentrado en los movimientos y esfuerzos musculares que estamos haciendo. Comer pesado y con grandes contenidos de grasa antes de entrenar puede ocasionarnos malestares estomacales e incluso lesiones. 

Para evitar que nuestro cuerpo esté concentrado en una digestión lenta en vez de en nuestra rutina, no debemos comer grandes contenidos de grasas al menos 2 horas antes de entrenar. 

Aumenta el rango de movimiento

Si a la hora de realizar tus rutinas aumentas el rango de movimiento podrás agregarle dificultad al entrenamiento, y obtendrás mejores resultados. Por ejemplo: haz sentadillas más profundas; en el press de banca baja la barra hasta muy cerca de tu pecho y cuando hagas zancadas eleva tu pie. 

Entrena con música

Estudios demuestran que la música es un fuerte motivador. Además, nos ayuda a mantenernos concentrados, a disfrutarlo más e incluso a mejorar nuestras repeticiones. Puedes crear una lista de reproducción de tus canciones favoritas o de las que más te ayudan a activarte y ¡ponte en movimiento!

No entrenes al fallo en cada serie

Si entrenas al fallo muscular en todas las series, vas a acabar sin fuerzas antes de concluir tu entrenamiento. Haz tus series con calma y preocúpate de hacer bien los movimientos. Esto no va a evitar que alcances tus metas, por lo contrario te ayudará a terminar tus rutinas, evitar lesiones y mejorar los tiempos de recuperación. 

Ahora que tienes todos estos tips, ¡es hora de ponerse en movimiento! y descubrir los impactos positivos que estos pequeños cambios pueden traer a tu entrenamiento y resultados. 

Acerca del autor

Veronica Benfele